Grupos
Experiencias
City stories
Ofertas
Destinos
A taste of Bruselas
Bruselas, Bélgica
De una ciudad capaz de exportar el mejor chocolate del mundo y las coles de Bruselas (el nombre no es casualidad) uno puede esperar cualquier cosa. La capital belga es una ciudad de contrastes que te dejará un buen sabor de boca.
Be txikitero, my friend
Bilbao, España

En Bilbao no hay parroquianos, hay txikiteros. Este es el nombre que se da a quienes consumen txikitos, un vasito de vino con el que se alterna en los bares. Be txikitero, my friend.

De Madrid al cielo(o eso dicen)
Madrid, España
Uno de los dichos más populares del refranero madrileño dice que solo hay un sitio mejor que Madrid, y es el paraíso. Ya que es difícil visitar este último, empecemos por el primero.
 
 
 

 

Ofertas y descuentos hechos a tu medida. 
¡Que me lo quitan de las manos, my friend!
Nuestros precios son buenos; nuestras ofertas, mejores. Tenemos descuentos increíbles pensados para ti. Descúbrelos pinchando aquí. ¡Ah! Y recuerda dejarnos tu email para ser el primero en enterarte de nuestras ofertas, eventos y aperturas.
Foodies
Donde fueres, bebe lo que vieres: historia del Marianito
Ver más
|
Visitas imperdibles
Cultura y arte
Categorias
Volver
Foodies
Mejores lugares de patatas fritas belgas
04.04.2024

El término de las patatas frita, conocidas mundialmente como “french fries”, no hace justicia a una realidad que no muchos conocen; nada de french, las patatas fritas son belgas.

Y no son cualquier cosa, pertenecen a la cultura y el día a día de los belgas. Más aún si viajamos hasta su capital. En Bruselas parece haber un puesto en cada esquina, los conocidos como Frietkot, Friterie o Frituur.

Aunque aquí vas a encontrar una amplia gama de platos fritos, desde luego no hay nada que le haga sombra a sus patatas fritas. ¿Y una vez que las tenemos? Toca el momento de añadir las salsas.

Existe una gran variedad de opciones dentro del mundo de las salsas, las más comunes son mayonesa, normal y de curry, kétchup, tanto normal como de curry, salsa samurái, a base de mayonesa y picante, americana, de queso y la riche. Estas son solo algunas de las numerosas opciones con las que cuentas. ¿te atreves con todas?

 

¿Cómo se hacen las patatas fritas belgas perfectas?

Desde luego que el primer paso debe ser encontrar una patata de calidad con la que cocinar. Mejor evita las congeladas. Una vez las tengas cortadas, échalas al aceite a fuego medio. Pero, ¿tendrás el aceite adecuado, no?

Las patatas fritas belgas siempre se fríen en grasa animal. Aunque antiguamente se usaba una mezcla de grasa de caballo y de buey, hoy en día el método ha cambiado. Ahora lo normal es que se frían en una mezcla de grasa de buey y aceite vegetal.

Una vez lo tengas todo listo, apunta bien porque este es el gran secreto, se fríen dos veces.

La primera vez se fríen a 150 grados, cuando están ya listas, se sacan de la sartén o la freidora y se dejan enfriar. Una vez ya estén frías, se vuelven a freír, esta vez con algo más de temperatura, unos 175 grados.

¿El resultado? Un pedazo de historia belga. Quedarán doradas por fuera, y suaves por dentro. Perfectas

 

Mejores lugares para comer patatas fritas belgas en Bruselas

Ya con los conocimientos básicos sobre las patatas fritas adquiridos, estás listo para ir a la calle en busca del mejor lugar donde poder disfrutarlas. Pero no estás solo en esta misión, te echaremos una mano dándote el nombre de los mejores locales y puestos de Bruselas.

 

Maison Antoine

Place Jourdan 16, 1040 Etterbeek

Comenzamos nuestra lista con todo un nombre propio, una institución en Bruselas; Maison Antoine. Fundada por Antoine Desment a mediados de siglo XX, en 1948, se convirtió rápidamente en todo un lugar importante en el día a día de los bruselenses.

Consideradas por muchos, propios y extraños, las mejores patatas fritas de toda Bruselas, ofrece a los clientes calidad, grandes raciones, precios. Da igual cuándo vayas, encontrarás una cola de personas esperando. Es el precio a pagar cuando vas a un lugar bueno, bonito y barato en Bruselas. A escasos 20 minutos en transporte público de la Grand Place.

 

Frit’Flagey

Place Flagey 1, 1050 Ixelles

Seguimos, de momento, bordeando el centro histórico de Bruselas, pero por una muy buena razón; la calidad de unas buenas patatas fritas. A unos 25 minutos en transporte público de la Grand Place, este Frietko es un punto habitual de encuentro entre estudiantes y trabajadores de la zona.

Doradas y conocidas por ser de las mejores de toda la ciudad, son el acompañamiento perfecto mientras admiras los edificios estilo Art Decó de toda la zona.

 

Friterie St. Josse Chez Palma

Place Saint-Josse 1, 1210 Saint-Josse-ten-Noode

Frente a la Iglesia de Saint Josse, una majestuosa construcción neobarroca, se encuentra esta Friterie que dará sabor a tu tarde de paseo y turismo. ¿Lo que debemos destacar por encima incluso de sus doradas patatas? Las salsas caseras, las cuales son suaves pero llenas de sabor.

 

Friterie de la Chapelle

Place de la Chapelle 15, 1000 Bruxelles

Damos paso más hacia el centro histórico y tenemos que parar en otro lugar donde la calidad es toda una religión. Situado entre el barrio trabajador de Marolles y el precioso Sablon. Cuenta con un fantástico precio y una gran selección de salsas, muchas de las cuales no son las clásicas que esperarías encontrar. ¿Quieres un consejo? Pruébalas todas.

 

Friterie du Café Georgette

Rue de la Fourche 37

A escasos tres minutos a pie de la Grand Place, no hay excusa para que no hagas un pequeño alto en tu camino en este local en el que, sorpresa, sí te puedes sentar y disfrutar de tus maravillosas patatas fritas.

Las patatas de Friterie du Café Georgette tienen un secreto, su aceite. Utilizan tres diferentes tipos, cada uno a una temperatura diferente. El resultado es mejor comprobarlo por ti mismo porque no hay forma de poder explicar lo deliciosas que están. ¿Para beber? Una buena cerveza artesanal belga.

 

Fritland

Rue Henri Maus, 49

En el corazón de la ciudad, junto al edificio de la Bolsa de Bruselas, ahí late Fritland. Con grandes cargamentos de patatas frescas en su puerta de forma diaria, llevan más de 40 años ofreciendo calidad a precios muy asequibles.

 

Patatak

Rue de la Bourse 34

Aquí está la tan esperada opción vegana. Un segundo, ¿dónde está la carne en las patatas fritas? Recuerda que la tradición nos dice que deben freírse en aceite de grasa animal. Pero no aquí, en Patatak encontramos opciones vegetarianas y veganas tanto en sus patatas como en sus salsas, sin perder nada de sabor.  Tradición belga del siglo XXI.

 

Frituur Tabora

Rue de Tabora 2

Acabamos nuestra lista a dos minutos de la Grand Place, preparados para coger energía en uno de los mejores lugares para probar las patatas fritas más belgas de toda Bruselas.

Este fantástico fritkot ofrece más de 40 salsas diferentes, has leído correctamente, y las patatas son tan sabrosas como céntrica es su localización. Puedes tomarlas normales o pedir que las pongan en un bocadillo. De cualquier manera, esta debe ser una parada en tu ruta por el centro histórico de Bruselas.

 

Hecho